07 agosto 2017

RIMAS AL TELÉFONO



Píntame en mis labios
un beso carmín,
esa estrella roja
que me gusta a mí.

Dibujando tu nombre
yo te imaginaba,
se me escapó el sueño,
¡qué larga velada!

Mis manos sedientas
modelaban tu sombra,
y una estrella obstinada
saltaba a la comba.

Saltaba y reía
y el sueño jugaba
a que se dormía.

12 comentarios:

  1. Una llamada, con una poesía como esta , ilumina el día de cualquier mujer.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta llamada también es para ti, para que tengas un día espléndido y apuntes tu objetivo cómo sólo tú sabes hacerlo.

      Besos.

      Eliminar
  2. ..." y el sueño jugaba a que se dormía"... hermoso final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Angalu.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Seguro que Gloria al descolgar el teléfono del cielo, se estará sonriendo agradecida.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno es cambiar el camino del estilo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se dice por esta tierra, entre col y col, lechuga. Gracias, Vicente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que bonito poema. Me ha recordado al leerlo a Gloria Fuertes. Es muy del estilo de como ella escribía.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un piropo, Isa, recordarte aa Gloria Fuertes es para mí un gran halago.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Yo te pinto en tu inspiración un beso de anís, en correspondencia a la dulce ternura de este poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, Sara, qué dulce son tus comentarios!

      Besos anisados.

      Eliminar